Sonrío

Acabo de sonreír escuchando de nuevo… La canción. Esos tiempos, en la barra. Sabor a pinta. Y carmín.   Reíamos... Como jóvenes enamorados. Nunca se extravían, tu recuerdos. Rubios… Y tu risa, delirante. A veces, pareciera, Que te tengo aquí, delante.   Fumamos, y reconozco ,que ahora también. Igualmente lo hacíamos aquella vez. En esos … Sigue leyendo Sonrío

Anuncios

ELLOS

Qué sabrán ellos, si no nadan entre tus sombras, ni se les eriza la piel del dolor. Ese, que al rozar la tuya se somete, retorciéndote hasta el éxtasis del que sueña con dormir, para siempre.   Qué sabrán ellos, si no sangran sus silencios, ni la lágrima se les escapa de la coraza tristeza … Sigue leyendo ELLOS

Cuadriláteros.

¡Qué bien golpeas! Cuando me acaricias, y tus manos dicen adiós. … Sonrisas angelicales… provenientes, del abismo oscuro, de tus mañanas dominicales. Como aquellos lugares, donde tus alas caídas, el infierno me hicieron ver. ¡Qué bien lloras! Cuando tu astucia me sonríe, mientras sollozas que el oxígeno te ahoga por dentro. ... Nunca más. Sí, … Sigue leyendo Cuadriláteros.

Buscando otros caminos.

Entre almas vacías, llenas de penas y glorias mías, constaté que mi espíritu se fue… poco a poco, de mi cuerpo.   Relojes, albergan el tiempo que he perdido, entre las rejas que forman, cada uno ... de mis huesos, ... y arterias.   Y exploté, llenándome de deseos de escapar. Allá donde la razón … Sigue leyendo Buscando otros caminos.

Liberi fatali.

Cómo me gustan tus pequeñas alas. Tan tersas, hechas de terciopelo, y las arpas que suenan, cuando sonríes. Me habría encantado, sujetártelas, al vuelo.   Quizás no me creíste. Pobrecita niña, acostumbrada a la mentira, te asustaste y me huiste, en el momento del yo confieso. Hiciste de esto un guerra, y créeme, que no … Sigue leyendo Liberi fatali.

¡Joder!

Déjame decirte, lo siguiente: Seremos leyenda.   ¡Joder! ¿Es que no lo ves? Si ya somos: Pasionales gritos; guerreros, afligidos. Tú, mi oscura inocencia que frente a todos, despliega lindas alas, de metal.   ¡Sujétame! Y mientras atas mi cordura, no la dejes, al olvido... Recordarte… Decirte…   Que seremos, eso: Seremos, leyenda.