Te espero

Esta siesta fugaz de casi mediados de enero me viniste fantasmal a preguntar, si paramos este aguacero. Créeme: Aún, te espero. Desperté conmocionada, pensando si estarías bien, mientras surfeas otras olas que no llevan por espuma, mi boca. Cuánto me habría gustado haber hecho el último esfuerzo, por decirte que el tiempo se para cuando … Sigue leyendo Te espero

Veneno.

Me gusta el veneno en frascos concentrados, de ti, de tu olvido. Amo el sutil aroma de la toxicidad que desprendes, con esa indiferencia, peinada de supuesto interés, rojo teñido.   Y, aunque pidiera la vacuna, sólo el tiempo tiene la medicación para vendar mi espíritu. Calaveras envueltas, en fino papel.   Negaré estar sobrada … Sigue leyendo Veneno.

¿SABES?

¿Sabes? Me gustas. Como todo aquello que anhelamos en silencio. Lo ilícito, Lo imposible. Lo arriesgado. Excitante… Mi sueño. Clandestino y fustigador.   ¿Sabes? Me gustas. Como aquellos niños miran la piruleta que el dentista les prohibió. A escondidas la degustan. A escondidas te deseo yo.   ¿Sabes? ¿Y si de una vez me creyeses … Sigue leyendo ¿SABES?

Navidades sin ti.

Saqué los calcetines. En la chimenea los colgué. Los caramelos son agridulces, por la tempestad de ayer.   Llené estos ojalá con acciones fallidas y mis sueños sin realizar. Comentarios en estampida, por todo lo que no intenté.   Coloqué estos juguetes, esperando a Papá Noel. Me dijo que no había pesebre, si ya no … Sigue leyendo Navidades sin ti.

De paso, sin pasar.

El amor de consumo me trajo, hasta tus finitos ríos, de saliva. … Esa, que no me dejaste, probar.   Hubiera sido más fácil jugar al gato y al ratón, en aquellos oscuros aseos, donde limpiabas tus saberes. Del sentir. … De ti. … De mí.   Tú, que eres un iceberg: Impenetrable, terco en … Sigue leyendo De paso, sin pasar.