El beso.

Si solo fue un beso… ¿Por qué todavía siento mi boca húmeda al pensar que tus labios aún me tocan?   Solos estábamos tú y yo, en aquella oscura noche. Era tanta la luz que emanaba esa verde mirada… Tan tuya, tan mía.   Aquel besó duró un segundo. … Demasiado efímero, … Demasiado profundo. … Sigue leyendo El beso.

Anuncios

Buscando otros caminos.

Entre almas vacías, llenas de penas y glorias mías, constaté que mi espíritu se fue… poco a poco, de mi cuerpo.   Relojes, albergan el tiempo que he perdido, entre las rejas que forman, cada uno ... de mis huesos, ... y arterias.   Y exploté, llenándome de deseos de escapar. Allá donde la razón … Sigue leyendo Buscando otros caminos.

¿Cómo lo hago?

¿Cómo lo hago? Para no dormir si no te despido. Explícame, cómo contar, lo que es sufrir en silencio las inmundicias, de este amor. Y decírtelo, sin abrir al boca, ni desperdiciar una mirada. Se escapa fugaz…. Que lástima que sin quererlo ella es visceral. Mis lloros te quieren, viendo cómo te me escapas, por … Sigue leyendo ¿Cómo lo hago?

Finitos

Todo terminó, como se acaban los días y las noches. Crepúsculos y ocasos que rozan el círculo que gira alrededor de nuestras vidas. Pero siempre se acaba. Son ciclos indestructibles. Fuerzas naturales que nos hacen efímeros. Limitándonos a sólo contemplar, el fin… que todo termina.   Y siempre nos quedarán nuestros sueños, nuestras palabras, que … Sigue leyendo Finitos

Tiempo

Tiempo… Palabra eterna, finita en los mortales. Nunca muere, y nunca, nace.   Tiempo… Letras prohibidas para los que en tumba yacen. Más, ¿por qué eres tiempo? Si eres, perpetuo, y vives solo.   Tiempo… Te he descubierto, Y ahora sé que un amigo, te acompaña y seduce. Guarda tus cualidades, … compañero olvido.   … Sigue leyendo Tiempo

Dame, más fuerte

Abofetéame el alma con tus ocurrencias. Abrasivas, y articuladas. Piérdeme, en el infortunio de los hechos que ocurren, sin contar nada. Y luego, písame, víbora desquiciada por tu propio...  narcisismo.   Ya no duelen las palabras, ni los veteranos, ni las iras malformadas. Ya no existe el dolor ni la enfermedad.   ¡Grandes! son los … Sigue leyendo Dame, más fuerte

Y aún no sé qué somos

Somos polvo y arena del reloj, que se deshoja. Y fuertes lluvias, son que a nuestros ojos asolan.   Somos aire y energía, segunda es nuestra ley, Termodinámica… Que inestable, se desvía con olor, agua estancada.   Somos sombras negras. Individualista es, nuestro espíritu. Contágiate, ser vírico, que alimentas desidias. Fructuosa desesperación: -Perdone, doctor, ¿tengo … Sigue leyendo Y aún no sé qué somos