Cuadriláteros.

boxing-gloves-2005912_1920.jpg

¡Qué bien golpeas!

Cuando me acaricias,

y tus manos dicen adiós.

… Sonrisas angelicales…

provenientes, del abismo oscuro,

de tus mañanas dominicales.

Como aquellos lugares,

donde tus alas caídas,

el infierno me hicieron ver.

¡Qué bien lloras!

Cuando tu astucia me sonríe,

mientras sollozas que el oxígeno

te ahoga por dentro.

… Nunca más.

Sí, nunca más,

vas… a respirar.

-O eso decías-.

¡Qué bien me vigilas!,

en tus juegos del despiste.

Miradas cegadas,

sin lentes me depravan,

hasta hacerme suplicar.

Y efectivamente…

Soy peticionaria,

de tus noches, solitarias.

De tus días insospechados,

y esas cartas que colgaste

encima del mantel,

donde aquellos comensales,

no quisieron ya comer.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cuadriláteros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s