NYMPHOMANIAC

erotic-1539514_1920.jpg

Te follaste

cada una de mis palabras,

por no querer hacer el amor,

y aún segrego tu prosa,

sexo léxico, a la razón.

 

Despiadado aquelarre,

hechizado por tu olor.

Aruñazos en mis rimas,

sangre azul es tu color.

 

Fustigaste la gramática,

cimientos al aire son.

Y no cesa aquí tu avaricia.

Lamida intensa, sabor a ron.

 

Te follaste

los sonetos… Odas libres,

que lloran en tu plumón .

Sujetándome entre los dedos,

uno más uno, ya no son dos.

 

Ataste entre los versos

hasta el monosílabo, que era yo.

Entre tus sogas descarnadas,

tus sensaciones, de poder.

Apretándome entre las cuerdas

de los adverbios, que he de morder.

 

Sudando, lo sigo haciendo

cuando presencio tu desnudez.

Y no niego, que fue un placer,

sin embargo… perdóname.

Ahora, te huyo. Tú… que eres Edén.

 

No es tu perfume, ni es tu aliento.

Son estas letras…

… no te quieren ver.

Anuncios

21 comentarios sobre “NYMPHOMANIAC

  1. Realmente es increíble la manera en que abordas el sexo a través de esta poesía. Siempre es grato encontrar y disfrutar de versos que manifiestan lo más sincero y profundo de un corazón que se expresa a través de las letras.
    Me quedo con esta línea “Ahora, te huyo. Tú… que eres Edén.” Es maravilloso como empiezas a escribir y poco a poco va tomando fuerza. Sin duda, palabras exactas para un gran significado.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s